Las agencias de apuestas de carrera de caballos que vendan licor, aglutinen personas y no cumplan con las medidas de bioseguridad serán multadas y cerradas. Así lo dio a conocer el Secretario Ejecutivo de la Junta de Control de Juegos (JCJ), Manuel Sánchez.

La inquietud del funcionario surge luego de operativos realizados por la JCJ a nivel nacional, percatándose que hay agencias  que captan las apuestas de las carreras de caballos de la señal del Hipódromo Presidente Remón, que se aprovechan de ese permiso para vender licor y abrir los bares.

A la fecha, “hemos cerrados 3 agencias, algunas se les cortó la señal y a otras se les retiró los equipos, porque lo que había era un desorden total”, subrayó Sánchez.

También encontramos bares operando que tienen 8 máquinas, pero no tenían el debido permiso de sala, y por esa razón se cerraron 7 bares. Asimismo, se clausuraron  alrededor de 21 salas que cuentan con su debida resolución, pero en la actualidad no cumplen con los requisitos para ser considerada una sala de juegos.

Agregó que las multas van desde B/. 1,000.00 a B/. 100,000.00 y hasta la clausura del local en términos de apuesta que es lo que la entidad regula.

Recalcó que existe un juego llamado fulbito, que nunca gana nadie y ese esparcimiento no tiene permiso de la JCJ, y es una estafa.

Sánchez, reitero que es importante proteger al público apostador, a los grandes casinos inversionistas que gastan millones de dólares, tanto en permisos como en empleomanía para los panameños.

Hago un llamado a la población, y le digo que jugar responsablemente también es parte del juego, si jugamos actividades regulada por la JCJ ese dinero entra a las arcas del Estado para apoyar a los más necesitados de este país, concluyó la autoridad.