El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) realizará una reestructuración al presupuesto de 2020 y 2021, para atender las necesidades existentes ante la nueva crisis ambiental, declarada como emergencia hasta el 31 de marzo del próximo año, detalló el viceministro de Finanzas, Jorge Luis Almengor.

Agregó que la crisis ambiental implica reasignar partidas dentro del presupuesto que ya existe y el del próximo año, para atender las nuevas necesidades que se presentan por la emergencia, que impacta a un sinnúmero de habitantes panameños, en diferentes provincias.

La resolución de Gabinete establece un monto indicativo de hasta B/.100 millones, pero también instituye que el monto pudiese aumentar o disminuir, dependiendo de lo que se cuantifique durante la etapa de revisión y análisis, subrayó Almengor.

Recalcó que la declaratoria de emergencia produce el efecto de excepción en algunos actos de proceso de contratación pública, como lo establece la Ley General de Ambiente en Panamá y la de Contrataciones Públicas. Sin embargo, se debe presentar un informe final de los gastos derivados y asociados a la emergencia, cómo se dieron las contrataciones, a quienes se contrató, los costos y el objetivo de cada uno de ellos, acotó la autoridad.

Puntualizó que el Ministerio de la Presidencia tiene una secretaría estratégica que le da seguimiento a la ejecución de proyectos, la cual recibirá la solicitud de recursos relacionados a esta emergencia, por parte de las diferentes instituciones públicas. Una vez que se apruebe la petición se transfiere al Ministerio de Economía y Finanzas para que haga las reasignaciones presupuestarias a cada entidad correspondiente.  La Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional dará la última aprobación para que esos recursos sean utilizados.