Hacer más eficiente la gestión de pagos a proveedores, ejecutar una política anticíclica, robustecer la administración tributaria promoviendo los servicios en línea, fortalecer estudios de preinversión, dar seguimiento a los mercados financieros y reforzar las actividades de planificación, son algunos de los objetivos plasmados en el presupuesto del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para la vigencia 2021.

El presupuesto del MEF recomendado para la vigencia fiscal 2021 suma un total de B/.872.7 millones, de los cuales B/.735 millones son para funcionamiento y B/.137.6 millones para inversión.

El ministro de esta entidad, Héctor Alexander, destacó ante la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional, que del monto total recomendado para el 2021 solo B/.126.7 millones se destinan a la gestión propia de la entidad, mientras que los otros B/.745.9 millones son transferencias a terceros.

Alexander explicó que la suma destinada a la gestión del MEF representa el 15% del presupuesto total recomendado y se ubica 8.6% por debajo de los B/.138.7 millones asignados a este mismo renglón en el presupuesto ley del 2020.

Detalló que de los B/.126.7 millones recomendados para la gestión del MEF B/.109.6 millones son para funcionamiento y B/.17.1 millones para inversión.

Con respecto a las transferencias a terceros, que suman B/.745.9 millones y representan el 85% del total del presupuesto recomendado de la entidad, el reglón de funcionamiento alcanza los B/.625.4 millones y el de inversión B/.120.5 millones.

El ministro Alexander señaló que las transferencias a terceros incluyen: B/.3.4 millones para fallos judiciales, B/.98.7 millones asignados al pago del Certificados de Pago Negociables de la Segunda Partida del Décimo Tercer Mes (CEPADEM) y los montos destinados a los subsidios de electricidad, tanque de gas y el interés preferencial de viviendas, entre otros.

Así mismo, reiteró la estrategia que ejecuta el Gobierno, a corto plazo, para hacerle frente a la crisis económica generada por la pandemia Covid-19, en las que se destacan el fondo para garantizar la liquidez para el sistema bancario, el apoyo y financiamiento para la micro, pequeña y mediana empresa y al sector agropecuario.

“Para el próximo año se proyecta impulsar al sector construcción con el pago a los proveedores y se estima que la minería será clave para el desarrollo de la economía, sin embargo, es imprescindible que la población cumpla con las medidas de bioseguridad para lograr la recuperación económica del país”, recalcó Alexander.