El Ministerio de Economía y Finanzas siguiendo los lineamientos de transparencia y manejo adecuado de los dineros del Estado informa la labor que ha desarrollado desde julio de 2019 a agosto de 2020.

Al asumir el control de la economía y las finanzas del país, el ministro Héctor Alexander, retomó la política de sensatez y ahorro para solventar el hecho que la realidad económica que se recibía, no era la más adecuada, y que se debía cambiar el rumbo y manejo que, durante 10 años, se había hecho en el Ministerio.

Bajo ese nuevo enfoque se procede a establecer una política económica y financiera que permitiera hacer frente a un déficit de 2,101 millones de balboas y a 1,836 millones de balboas en deudas de la administración pasada, lo que totalizaba 3,937 millones de balboas, y al que había que sumar una sobreestimación de los ingresos corrientes por el orden de los 1,650 millones de balboas.

Ante este complicado escenario financiero se recurrió a la única herramienta que tiene un país que carece de una banca central: Salir a los mercados nacionales e internacionales, precedidos por el prestigio, la responsabilidad ante sus deudores y las perspectivas futuras del país.

Entre julio y diciembre se apela a la emisión del bono Global 2030/2050 por 2 mil millones de balboas; un préstamo multilateral del BID por 150 millones; un préstamo multilateral del CAF por 150 millones de balboas; emisión de bonos Global 2030/2053 por 145 millones de balboas, (de una transacción que totalizó 1,300 millones de balboas); Notas del Tesoro 2027 por 465 millones de balboas; Bonos del Tesoro 2029 por 421 millones de balboas y un préstamo multilateral del BID por 200 millones de balboas.

El total de estas acciones financieras fue de 3,531 millones de balboas que  permitían iniciar un año 2020, con una mejor perspectiva de la que se presentó con el cambio de Gobierno. En 6 meses la administración del Presidente Laurentino Cortizo había puesto en orden la casa.

El 2020 lo inició con 1,155 millones de balboas, restantes de la emisión de bonos Global 2030/2053, pero 60 días después de iniciado el nuevo año, se declara una pandemia mundial, y se afecta la visión que el Gobierno buscaba desarrollar en los meses siguientes.

Al trastocarse la situación económica y social del país por el COVID-19, también se afectaron todas las propuestas que se habían establecido.

El enfoque entonces cambio y el Gobierno se vio ante una novedosa disyuntiva: ante las afectaciones a la salud de los panameños y a las áreas productivas y económicas del país, decide priorizar el bienestar de las personas con medidas de salud pública y asistencia social.

Esa decisión tiene un costo para toda la sociedad, lo que afectaba las finanzas públicas y repercutiría durante todo el año.

Ante esta nueva realidad el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, nuevamente hacen uso del nombre Panamá, y salen a los mercados nacionales e internacionales y en medio de la pandemia mundial, lo que parecía un movimiento no adecuado, resultó el más efectivo que junto con el prestigio país y rente a perspectiva futura, pesó más.

Ya se contaba con 1,155 millones de balboas, restantes de la emisión de bonos Global 2030/2053 que eran para el uso en 2020. A eso le sumamos las transacciones ejecutadas entre marzo y agosto con la emisión del bono Global 2056 por 2,500 millones; tres préstamos multilaterales con el BID de 41 millones, 150 millones de balboas y 400 millones de balboas; un préstamo multilateral del CAF por 350 millones de balboas; y con el FMI por 513.5 millones de balboas.

Estas acciones financieras totalizaron: 5,110 millones de balboas que  han ayudado a dar respuestas sociales a través del programa Panamá Solidario y a enfrentar la crisis de salud por el COVID 19 (1,127 millones de balboas); las inversiones del Gobierno Central hasta agosto 2020 (1,200 millones de balboas); el fondo para ayudar en la reactivación de la micro, pequeña y media empresa (150 millones de balboas); el fondo para el fortalecimiento del crédito (500 millones de balboas); y el servicio de la deuda, amortización e intereses (2,748.5 millones de balboas). Lo que totalizó 5,725.5 millones de balboas.

En el mes de septiembre, se realizó otra transacción financiera, para asegurar el flujo de efectivo hasta concluir el año 2020,  se emiten bonos por 2,575 millones de balboas que están por ingresar el Tesoro Nacional.

En poco menos de 15 meses, la administración del Gobierno del Presidente Laurentino Cortizo, junto a la del Ministerio de Economía y Finanzas, encabezada por Héctor Alexander, han hecho frente a dos situaciones inéditas y concurrentes, pensando siempre y salvaguardando, lo más valioso que tiene nuestro país, su gente.