El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la Dirección de Bienes Patrimoniales del Estado, participó en la destrucción de 1,228 armas de fuego de diversos calibres, decomisadas mediante operativos, policiales y judiciales, realizados en la provincia de Chiriquí.

Orlando Barría, director de Bienes Patrimoniales del Estado, dijo “que es importante la labor que se realiza para el saneamiento de estas armas letales, producto de la delincuencia y actos en detrimentos de muchos hogares panameños”.

La fundición de las 1,228 armas de fuego, representa un peligro menos a la ciudadanía y es el resultado de procesos judiciales concluidos, acotó Barría.

El operativo es la a sexta destrucción, realizada por la actual administración, como parte de la lucha contra el crimen organizado. La acción se realizó en la base del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), en el corregimiento Quebrada de Piedra, en Tolé, Provincia de Chiriquí.