La Dirección de Bienes Patrimoniales del Estado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), participó en la destrucción 665 armas de fuego de diversos calibres, decomisadas con procesos judiciales concluidos, evento que se desarrolló en la sede de la Policía Nacional de Panamá (PNP).

Las armas sacadas de circulación por la acción policial y judicial quedan en custodia del MEF, quien tiene la responsabilidad de trabajar interinstitucional con la Policía Nacional para descartarlas y destruirlas, explicó el director de Bienes Patrimoniales del Estado, Orlando Barría.

Agregó que la destrucción de las 665 armas de fuego, de diversos calibres, evita el mal uso de las mismas en perjuicio de las familias panameñas. Esta fue la quinta demolición realizada en la actual administración de gobierno.

Puntualizó que la Dirección de Bienes Patrimoniales del Estado y la Contraloría General de la República, una vez destruidas las armas, les corresponde procesar y enterrar los residuos y documentar el procedimiento realizado, para que repose en expedientes.