Para continuar con el apoyo a los contribuyentes en estos momentos de emergencia sanitaria nacional, el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados, aprobó en tercer debate el proyecto de Ley 360 que extiende la Amnistía Tributaria.

El objetivo del proyecto es extender los beneficios de la amnistía previamente concedida para permitir que las personas naturales y jurídicas cuenten con más tiempo para cumplir con el pago de sus obligaciones tributarias, morosas al 29 de febrero de 2020, en beneficio de los contribuyentes. A su vez, se busca aumentar la recaudación de tributos.

La propuesta impulsada por el Ejecutivo a través de la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) plantea que, si el contribuyente obligado al pago de los tributos en condición de morosidad realiza el pago antes del 31 de diciembre de 2020, se condonará hasta el 85% de la totalidad de los intereses, recargos y multas.

La norma también establece la posibilidad de acogerse a un nuevo arreglo de pago abonando el 25% del impuesto nominal adeudado, y que, si dicho convenio de pago se realiza antes del 31 de diciembre de 2020, se condonará el 85% de la totalidad de los intereses, recargos y multas.

Aunado a esto, el proyecto extiende el plazo para el cumplimiento de los arreglos de pago que se realizaron antes del 29 de febrero de 2020, hasta el 31 de diciembre de 2020. Y en el caso de los arreglos de pago que se realicen entre el 29 de febrero de 2020 y el 31 de diciembre de 2020, podrán ser cancelados en su totalidad hasta del 30 de abril de 2021.

De igual forma, el proyecto de ley faculta al MEF, a través de la DGI, a colaborar con los bancos de la localidad para que estos a su vez consideren otorgarles facilidades crediticias a los contribuyentes para el pago de sus impuestos, con lo cual se busca obtener doble beneficio para apoyar a los contribuyentes al pago de sus impuestos, a la banca y aumentar la recaudación.