Funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas, a través del Programa de Responsabilidad Social Institucional entregaron alimentos a los estudiantes y padres de familia de la escuela Pedro J. Sosa del corregimiento de Calidonia.

Alba Barroso, directora de la escuela Pedro J. Sosa, sostuvo que “este es un apoyo que los padres de familia van a recibir con mucho amor y cariño” y agradeció por parte de ellos por tomarles en cuenta en este proyecto de solidaridad.

La Unidad de Responsabilidad Institucional del MEF organizó una colecta para apoyar a 40 familias en situación de escasos recursos, a través de la donación de bolsas de alimentos secos como: arroz, miniestra, enlatados, y otros.  Por su parte los colaboradores de las distintas direcciones superaron la meta, donando 68 bolsas de alimentos.

Publio de Gracia, director de la Dirección General de Ingresos, afirmó que es un aporte pequeño, pero muy significativo a una escuela emblemática, vecina de la mayoría de nuestras oficinas. “Es una muestra de solidaridad, de trabajar en equipo y de ayudarnos como comunidad. Es importante seguir impulsando estas medidas, pero sobre todo acompañar a las escuelas, acompañar a los estudiantes para que brillemos más intensamente en estos momentos, para que podamos salir adelante de esta situación”.

Por su parte, Manuel Sánchez, secretario ejecutivo de la Junta de Control de Juegos, sostuvo que “los funcionarios públicos somos solidarios y que, en colaboración con los compañeros de Economía y Finanzas, hemos hecho esta donación valiosa a los estudiantes y padres de la Escuela Pedro J. Sosa, porque para nosotros la prioridad es la Educación”.

La Unidad de Responsabilidad Social Institucional como parte de la Oficina de Información y Relaciones Públicas del MEF, lleva a cabo iniciativas que buscan atender, a través del voluntariado de los colaboradores,  las necesidades sociales integrando cada acción y esfuerzo en base a tres pilares básicos: educación, medio ambiente y comunidad, autogestionando los fondos y coordinando con cada dirección y sus colaboradores las ayudas que se necesiten a través de la solidaridad, el apoyo mutuo y la cooperación a múltiples causas que van desde el reciclaje, limpieza de playas, hasta la donación a asilos, y asistencia a poblaciones vulnerables.