El ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, compartió con los diputados de la Asamblea Nacional la estrategia financiera que ejecuta el Gobierno Nacional para enfrentar los efectos del COVID-19 en el campo de la salud y en la economía.

“Si hay algo que es importante para nuestro país es mantener la salud de nuestra población, y también contar con un sistema financiero estable, en miras a la reactivación del país», destacó la máxima autoridad del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El ministro Alexander, respondió a las interrogantes de los diputados y les reiteró que el ahorro, como la disciplina fiscal, seguirán siendo temas de importancia para el país. Debido a que la disciplina fiscal permitió al país obtener financiamiento para atender las necesidades presupuestarias, dada la reducción de los ingresos corrientes estimada en un 40% a consecuencia de la pandemia del Covid-19.

“Panamá fue el primero y único país que logró salir a los mercados financieros internacionales y lo hizo en forma muy exitosa con un bono global por 2,500 millones de dólares a 35 años de plazo y una tasa de interés de 4.5%, muy positiva para la República”, comentó el ministro del MEF.

Los recursos captados en el mercado internacional de capitales, financian parte importante del presupuesto de la Nación recién estructurado que tiene como prioridad atender la emergencia sanitaria causada por el Covid-19 y la ejecución del plan Panamá Solidario.

Además, el gobierno a través del MEF gestionó recursos financieros para fortalecer la liquidez del sistema bancario a través de un fideicomiso que administrará el Banco Nacional de Panamá (BNP). Del cual forma parte de este componente, 500 millones de dólares otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El gerente general del BNP, Javier Carrizo Esquivel, quien compareció junto al ministro Alexander, agregó que el sistema bancario cuenta con miles de depositantes, “la plaza tiene liquidez, pero se buscan provisiones para que se mantengan los niveles de recursos para préstamos al reactivarse la actividad económica, a pesar del impacto generado por la pandemia Covid-19”.

Carrizo Esquivel, resaltó que en caso de que se haga necesario usar los recursos para apoyar el sistema financiero, los bancos no podrán percibir utilidades de estos fondos en dos años, ni podrán salir del país, ya que están destinados a la recuperación de las actividades económicas y el margen de ganancia será el adecuado y a favor del Estado.

El ministro Alexander como el gerente del BNP, Carrizo reiteraron que estos fondos serán utilizados con cautela y transparencia para reactivar la economía panameña impactada por la crisis del coronavirus.