El gobierno presentará un plan de redistribución y reorganización del Presupuesto General del Estado, “similar a lo que hizo en julio del año pasado, para combatir la emergencia sanitaria causada por el COVID-19”, manifestó el viceministro de Finanzas, Jorge Luis Almengor.

Puntualizó que la técnica se realizará bajo una perspectiva de necesidad de reorientación de los recursos para que vayan dirigidos a las necesidades inmediatas que presenta esta crisis de salud, desde un punto de vista económico y socioeconómico.

En ese sentido, es importante que el Gobierno tomé diferentes medidas, y muchas de ellas están en proceso de diseño, para que tengan el mejor impacto posible y vayan focalizadas a las personas que más lo necesiten, subrayó Almengor.

Agregó que con relación al programa Panamá Solidario, “estamos en un proceso de diseño que permitirá que en los próximos días lancemos públicamente el programa con sus requisitos bien definidos. Lo que queremos destacar es a las personas afectadas en sus empleos por efecto de la situación de emergencia”.

El monto de los bonos, se evalúan entre 100 y 150 balboas, todo depende de la depuración de posibles beneficiarios, y de la capacidad que tengan de adquirir productos con ese monto que se establezca y también analizamos los productos que puedan ser adquiridos para ver en función de ellos cual va ser el mejor monto que les pueda permitir, reiteró. Almengor.

Recalcó que la primera etapa se repartirá en especie a los beneficiarios y la misma debería iniciar en los primeros días del mes de abril, es decir, esta semana que viene, y diseñado en un ambiente probado con los controles de seguridad adecuado con sistema digital.