Salir de la lista gris de paraísos fiscales de Francia no es algo que se resuelve de la noche a la mañana, pero el Gobierno Nacional está comprometido, desde el primer día, no solo es salir ella, sino en convertirse en un ejemplo para otros países, afirmó el director de la Dirección General de Ingresos (DGI), Publio De Gracia.

“Perseguir el delito por hechos fiscales es una tendencia global, y tenemos que cumplir, no lamentarnos. Panamá tiene que integrarse a los nuevos estándares internacionales, aprovechar, competir y ser los mejores”, sostuvo el director de la DGI.

De acuerdo con De Gracia, Panamá firmó acuerdos internacionales sobre intercambio de información automática y ha instalado mesas técnicas para combatir la evasión fiscal, lo que ha sido reconocido por la OCDE y el propio gobierno de Francia.

Sin embargo, en la práctica, cuando se pide información sobre el beneficiario final y los registros contables de un ciudadano extranjero, que es sujeto a una investigación fiscal en su país de origen, lamentablemente no se está cumpliendo.

“En el caso de la DGI, cuando se requiere esta documentación, la entidad la solicita a los agentes residentes, pero estos no la entregan, porque de alguna forma la actual legislación se los permite, lo que hace ver que Panamá es un país que no cumple con el intercambio de información”, explicó De Gracia.

No obstante, destacó que ya se aprobó en la Asamblea Nacional un proyecto de ley relacionado con el Registro del Beneficiario Final, que estará en la nueva Superintendencia de Sujetos Financieros No Financieros y que podrá ser consultado inmediatamente cuando se solicite información de una persona que es parte de una investigación.

El otro esfuerzo que se realiza con el apoyo de abogados, contadores y otros sectores, es tener de forma inmediata y oportuna los registros contables, cuando una investigación los requiera.

“Esperemos que para julio de este año podamos se cumplan con las metas trazadas y decir no solo que salimos de las listas negras y grises, sino que somos ejemplo para el mundo”, enfatizó De Gracia.

Agregó que lo importante, es que existe una gran voluntad. En la Presidencia de la República trabaja un equipo técnico, liderizado por los ministros, José Alejandro Rojas, de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, Alejandro Ferrer y la DGI, que en conjunto buscan evitar que se pierdan corresponsalías, se afecten las hipotecas, que el dinero valga menos para los préstamos y se pierdan puestos de trabajo.

De Gracia, concluyó que, si no nos adaptamos a los nuevos tiempos, no va a venir nadie a invertir. Panamá no es una isla, forma parte de un concierto de naciones, donde no solo nosotros tenemos que cumplir, y si no entendemos que las cosas han cambiado, no vamos a progresar.