En los próximos 15 días, la Dirección General de Ingresos (DGI) se propone a encontrar las soluciones a las inquietudes de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá (ARAP), respecto al descuento en consumo de alimentos a jubilados, pensionados y la tercera edad en el país.

Los miembros de la ARAP sostienen que Ley 6 del 16 de junio de 1987 los ha perjudicado por más de 30 años, porque al final son ellos los que pagan el beneficio, ya que el dinero no se les devuelve, ni lo ven reflejado en sus declaraciones de rentas como corresponde.

Por primera vez en 15 años, representantes de la ARAP dialogaron “cara a cara” con funcionarios de la DGI, al ser recibidos en la sede de la institución por el asesor jurídico, Rafael Brown.

Brown expresó la necesidad de hacer mejoras que les permita a los empresarios realizar las deducciones, por lo que se ha conformado una mesa de trabajo para que el tema quede saldado y ellos puedan a través de sus declaraciones de renta realizar las deducciones correspondientes.

“Apoyaremos a la ARAP en el tema del descuento a los jubilados, que por años no fue resuelto por las pasadas administraciones, a través de las direcciones que tenemos en la DGI que se encargaran de analizar e interpretar el tema tributario”, destacó Brown.