Representantes de los bancos y financieras fueron capacitados hoy, por la Dirección General Ingresos (DGI) en sus deberes como agentes de retención del impuesto de inmuebles, así como en los derechos y responsabilidades del contribuyente con el nuevo mecanismo de pago que contribuirá en la captación del tributo.

Jaime Garibaldi, capacitador de la sesión, explicó a los representantes de los bancos que, para realizarle la retención al contribuyente del impuesto de inmuebles, al tratarse de préstamos hipotecarios otorgados por los bancos y cooperativas, se les designa al contribuyente o cliente una cuenta bancaria existente o se le debe abrir una nueva (sin costo alguno).

“Las aperturas de las cuentas bancarias para la captación del tributo son de gran ayuda para el contribuyente a la hora de cancelar su impuesto de inmuebles con facilidad. El contribuyente solo debe tener dinero disponible y la entidad procede”, describió el funcionario.

Por otro lado, cuando el financiamiento sea otorgado por financieras, la retención del impuesto de inmuebles se efectuará a través de la letra del financiamiento, cuyos pagos se remitirán al Tesoro Nacional.

Las capacitaciones a los bancos fueron impartidas por funcionarios de la administración tributaria en la Asociación Bancaria de Panamá, mientras que los representantes de las financieras fueron atendidos en las oficinas principales de la DGI, ubicadas en la Avenida Balboa.

Los bancos de licencia general, las financieras, las cooperativas y otras instituciones que otorgan financiamiento para la adquisición de viviendas o bienes raíces, han sido constituidos como agentes de retención del impuesto de inmuebles a partir del 1 de enero de 2019 y los contribuyentes pueden abrir o designar la cuenta bancaria para que aplique la redención desde el presente mes.