Panamá incursionó hoy en los mercados de capitales internacionales a través de la reapertura de los Bonos Globales con vencimiento en los años 2032 y 2060 por un monto de $2,450 millones, como parte del plan de financiamiento para la vigencia fiscal 2021.

La emisión, fue gestionada por el equipo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), y forma parte de la estrategia financiera del año 2021, cuyas necesidades de financiamiento se estiman en $6,000 millones, incluyendo amortizaciones de deuda por un monto aproximado de $1,822 millones. 

La operación permitió a Panamá colocar $1,250 millones a un rendimiento de 2.198% con vencimiento en el 2032 y $1,200 millones a un rendimiento de 3.384% con vencimiento en el 2060, que son tasas sumamente favorables para la República.

La reacción del mercado fue extremadamente positiva recibiendo ofertas de 200 inversionistas por más de $6,000 millones, lo que demuestra la confianza del mercado en el perfil crediticio de la República de Panamá, en momentos de grandes desafíos a nivel global en materia económica, social y sanitaria.

De acuerdo a las necesidades para el año 2021, del total de deuda gestionada y desembolsada durante el 2020, se destinaron $1,000 millones como un pre-fondeo para atender los compromisos del Presupuesto 2021.

Panamá realiza esfuerzos para manejar la crisis fiscal que ha provocado la pandemia del Covid-19, haciendo una reestructuración del presupuesto, priorizando la salud, la asistencia social y la seguridad.

El MEF, dentro de la programación financiera ha gestionado hasta la fecha, los recursos necesarios para afrontar la situación actual, dentro de los mejores términos posibles y garantizando el repago de la deuda pública.