El ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, acudió ante la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional para responder a preguntas de los diputados sobre la economía y las finanzas del país, presupuesto, situación de ingresos y recaudaciones, deuda pública y sobre el uso de financiamiento con organismos internacionales para hacerle frente a la pandemia de COVID-19.

Al mes de julio del presente año, los ingresos corrientes recaudados totalizaron la suma de B/.2,715.8 millones, ante un presupuesto de B/.4,088.5 millones. Esto representa una disminución en los ingresos de B/.1,372.8 millones o 33.6% menos. De igual manera, al mes de julio el Ministerio de Economía presupuestó una recaudación acumulada de B/.3.127.1 millones en ingresos tributarios, recaudándose un total de B/.2,115.2 millones, lo que representó una diferencia de B/.1011.9 millones y en porcentaje 32.4% por debajo de lo presupuestado.

Los ingresos no tributarios al cierre de julio mostraron una disminución por el orden de B/.317.7 millones o 35.3% en relación a lo presupuestado. Lo recaudado totalizó B/.581.3 millones de B/.898.9 millones que estaban presupuestados. Los mayores aportes se dan por utilidades de empresas, alrededor de B/.127.4 millones, es decir 21.9% de lo que se recaudó.

Los aportes en concepto de peajes del Canal al Tesoro Nacional al 31 de julio de 2020 han sido por B/.308.7 millones de B/.292 millones presupuestado es decir B/.15.8 millones por encima de lo presupuestado. El presupuesto de peaje para todo el año es de B/.519.2 millones. Se espera que para el resto del año los aportes en conceptos de peajes se mantengan en línea con lo presupuestado.

Se estima que al cierre de este año el déficit fiscal del Sector Público No Financiero estará muy cercano al 9% del PIB del 2.75% que realmente permite la ley.

Los montos de cuenta de vigencia expirada que se han pagado o cancelado con el presupuesto 2020 son por el orden de B/.205.9 millones.

El impacto al 30 de julio de 2020 de la ley de Amnistía Tributaria, por iniciativa y aprobada por la Asamblea Nacional, asciende a B/.156.3 millones.

En marzo del presente año se aprobó un plan de restructuración dinámica del presupuesto de B/.2,000 millones distribuido en B/.500 millones en funcionamiento y B/.1,500 millones en inversión.

Los traslados de partida que se han efectuado para cumplir con las resoluciones de Gabinete, para atender el Covid 19, han sido remitidos a la Comisión de Presupuesto siempre para su debida aprobación.

La pandemia Covid 19 ha tenido un impacto en la reducción económica del sector público y privado. Esto empieza como una crisis de salud que se transforma en una crisis económica y también crisis en las finanzas públicas.

No obstante, el Estado ha seguido prestando los servicios públicos, nombrando al personal que se requiere para el área de salud, aproximadamente 1,318 posiciones en el MINSA para hacerle frente a la pandemia y seguridad pública para sostener el orden público.

Los proyectos que estaban en ejecución antes de la pandemia están en el proceso de reapertura, para ellos las diferentes instituciones están en coordinación con MINSA, MITRADEL y MICI las cuales les brindan autorizaciones correspondientes para la reactivación de estas inversiones.

Se solicitó el retiro de B/.85 millones del Fondo de Ahorro de Panamá, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, que corresponde a la diferencia por encima del 2% de los activos totales como porcentaje del Producto Interno Bruto del año anterior. De éstos 85 millones de balboas se asignarán 80 millones de balboas para el Programa de Fondo de Vivienda Solidario que lleva a cabo el MIVIOT. Esto consiste en la asignación de B/.10,000 por cada vivienda habitacional y se cubrirá un total de 8 mil viviendas a nivel nacional. Los 5 millones de balboas restantes se asignarán al Ministerio de Salud para fortalecer la adquisición de insumos, equipos médicos y demás para hacerle frente a la pandemia.

El total de desembolso que serán utilizados en el Presupuesto del Gobierno Central asciende a B/.3,359 millones y hemos recibidos B/.500 millones que serán utilizados como parte de un fideicomiso que se ha reestructurado para fortalecer promover el otorgamiento de facilidades de créditos a los sectores productivos a fin de estimular el crecimiento económico de país y satisfacer las necesidades temporales de liquidez.