El viceministro de Finanzas, Jorge Almengor, afirmó que la palabra para el año 2020 debe ser ejecución. “Cada una de las instituciones del Estado tiene que encargarse de ejecutar su presupuesto” para cumplir con las metas del Plan de las 125 acciones prioritarias para transformar Panamá del presidente Laurentino Cortizo.

Junto a la ejecución, señaló el viceministro Almengor, el seguimiento de todas estas acciones es fundamental. Por una parte la Dirección de Presupuesto de la Nación, como ha hecho todos los años efectuará esta acción, pero en Presidencia, a través de lo que fue la Secretaria de Metas, y que es ahora la Secretaria de Control y Seguimiento de Ejecución, se encargarán de monitorear a todas las instituciones del Estado en cuanto a ejecución presupuestaria, gastos e inversión, para que eso se traduzca en el cumplimiento del Plan de las 125 acciones.

Por su parte, el Consejo de Gabinete cumple su función constitucional de darle seguimiento a la manera que ejecuta el Órgano Ejecutivo, pero dependerá  de cada Ministro, como responsable de su cartera, cumplirlo diariamente.

Recordó que el primer mandato de un servidor público debe ser el uso eficiente de los recursos que se administran en nombre y para beneficio de todos, por lo que es importante la cercanía con la sociedad, que permitirá identificar oportunidades de mejora, que ayuden a desarrollar nuevos programas y proyectos sociales, específicos para una comunidad, que pasan a sumarse a las 125 acciones prioritarias y a las que se les da, igualmente, seguimiento a través de la Secretaria, sostuvo el Viceministro de Finanzas.

La clave de una buena administración es la planificación, a corto y mediano plazo, de la ejecución presupuestaria, que el Estado realizará en función de los planes de desarrollo sostenible para toda la sociedad.

Todo esto va alineado con la visión de cinco años que tiene la administración, lo que se encuentra señalado en el Programa Estratégico de Gobierno (PEG), basado en las 125 acciones prioritarias, que fue aprobado el 30 de diciembre por el Consejo de Gabinete, como lo señala la ley de Responsabilidad Social Fiscal.

El Viceministro sostuvo que la visión para un futuro es realizar un presupuesto basado en resultados, en donde se pueda medir en forma cuantitativa y cualitativa aquellos efectos que produce cada una de las inversiones y gastos públicos en las instituciones, y tener una planificación a largo plazo del Panamá que queremos.