La Amnistía Tributaria, creada mediante la Ley 99 del 11 de octubre de 2019, rige desde el  15 de octubre del presente año.

La Dirección General de Ingresos (DGI), adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), recaudó B/. 51,240,451.69 en lo que va del periodo de Amnistía Tributaria. Siendo los tributos de mayor recaudación, el Impuesto de Inmueble y de Renta Jurídica.

El total de contribuyentes acogidos a la Amnistía Tributaria es de 31,242, de los cuales el 89% se han acogido en línea, incluyendo hacer los arreglos de pago.

Se les recuerda a los contribuyentes que, hasta el 31 de diciembre de 2019, se condonará el 95% de la totalidad de los intereses, recargos y multas.  Hasta el 31 de enero de 2020 se condonará el 90% y hasta el 29 de febrero de 2020 se condonará el 85%. 

Adicional, hasta el 31 de diciembre de 2019 se podrá hacer la presentación tardía de informes por obligaciones de cumplimiento.

No causará multa la declaración de mejoras tardías, si los contribuyentes durante la vigencia de esta ley, presentan ante el Registro Público una escritura pública sobre la declaración de mejoras construidas o mejoras adicionales y realizan la correspondiente actualización en la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI).

Devoluciones

Además, la DGI tiene a bien anunciar que trabaja en los casos de devolución de impuestos, los cuales existen desde 1998 hasta el 31 de diciembre de 2018.

Al inicio de la presente administración, se reveló la existencia de 4,335 solicitudes de devolución de impuesto que suman el monto de B/. 78.6 millones, que fueron recibidas hasta el 31 de diciembre de 2018.

A la fecha, se han logrado trabajar 1,567 expedientes de devolución de impuesto, los cuales suman un monto de B/. 14.6 millones.

El 30 de noviembre de 2019, se asignaron recursos adicionales para impulsar el pago de las devoluciones, las cuales estaremos trabajando para concluirlas; y se espera que, para marzo 2020, se logre la conclusión de las mismas.

Durante el proceso de contacto, hemos detectado la necesidad de actualizar nuestra base de datos, por ende, solicitamos a los contribuyentes que actualicen sus datos.

Trabajamos para mejorar las relaciones con los contribuyentes y lograr una DGI más amigable, un ejemplo de ello es la atención de las devoluciones que tenían hasta una década de atraso. Seguiremos fortaleciendo esta relación con la implementación de procesos electrónicos que faciliten el cumplimiento tributario y la atención eficiente a los ciudadanos, sin embargo, también vamos a fortalecer el control de la DGI, mediante el uso de la información como la que nos brinda la factura electrónica, impresora fiscal y la declaración de ventas y compras.