Panamá y Francia firmaron una declaración de intenciones relativa a la creación de un grupo de trabajo sobre cooperación en transparencia fiscal y financiera que tiene como prioridad buscar los mecanismos para excluir, en el menor plazo posible de tiempo, a la República de Panamá de la lista francesa de países no cooperadores en materia fiscal.

La delegación panameña, que participó en la firma de esta Declaración, fue encabezada por el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander. Además los acompañaron: la viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación, Ericka Mouynes, la directora de Estrategia Financiera y Fiscal Internacional, Darma Romero, el director General de Ingresos, Publio de Gracia, la subjefa de Intercambio de Información de la DGI, Victoria Castro- y la agregada de Asuntos Comerciales de la Embajada de Panamá en Francia, Dayra Carrizo.

Este grupo de trabajo contribuirá al fortalecimiento de la cooperación, a mejorar el intercambio de información de carácter fiscal, promover la transparencia financiera y la lucha contra el lavado de dinero; enfocándose en buscar mecanismos y prácticas más eficientes para el intercambio de información para fines fiscales, dentro del marco de lo establecido en los convenios tributarios vigentes entre las partes, incluyendo todos los aspectos del proceso, desde la elaboración y envío, hasta la recepción y respuesta de las solicitudes de intercambio de información.

Su mecanismo de trabajo se basará en reuniones dos veces al año, alternativamente, en Francia y en Panamá, y cuando se requiera celebrará reuniones extraordinarias. Estará presidido por el lado francés, por el director general de Finanzas Públicas y, por el lado panameño, por el director general de Ingresos, o sus representantes designados.

A este grupo intergubernamental se unirán representantes de los ministerios de Asuntos Exteriores de cada país y de sus respectivas embajadas en función del lugar de la reunión de trabajo, en el marco de lo establecido en los convenios tributarios vigentes entre Francia y Panamá, y se podrán incorporar, previo acuerdo de su contraparte, cualquier otra institución de una de las partes.