En respaldo a la educación, ciencia y tecnología, la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), asignó a la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y Universidad de Panamá (UP), un total aproximado de 641.52 hectáreas en el área de Gamboa para las investigaciones científicas y tecnológicas sobre el ambiente tropical y actividades conexas.

En la actualidad 172 hectáreas ubicadas en las áreas revertidas aportan al sector educativo, a través de instalaciones de la Universidad de Panamá, Universidad Tecnológica, Universidad Marítima, Instituto Bolívar, entre otros, informó Fernando Paniagua, secretario ejecutivo de la UABR, al reunirse con representantes del Instituto del Canal y Estudios Internacionales de la Universidad de Panamá

Al presentar el informe: “Desarrollo Integral de las Áreas Revertidas”, Paniagua precisó que su administración se enfocará en ejecutar las estrategias del Gobierno Central, prevaleciendo el desarrollo ante las ventas.

Los bienes revertidos se ajustarán a las iniciativas de desarrollo según el uso logístico o turístico de las tierras, puntualizó el secretario ejecutivo de la UABR.

Para hacer factible tal visión, se coordina, con los Ministerios de Cultura y Turismo, acciones para impulsar el desarrollo cultural y turístico de áreas como Amador, señaló la autoridad.

La UABR cuenta con 4,409 hectáreas aún disponibles, las cuales se clasifican en uso industrial, uso mixto, residencial, generación de empleos, áreas verdes urbanas y áreas de compatibilidad con la operación del Canal de Panamá.

Proyectos de gran envergadura situados en áreas revertidas como la Terminal Nacional de Transporte, el Centro Comercial de Albrook y Hoteles, son pruebas evidentes del aporte de las áreas revertidas al desarrollo, generación de empleos y a la economía nacional, señaló Paniagua.