El viceministro de Finanzas, Jorge Almengor, al realizar un balance de los primeros 100 días del gobierno del presidente, Laurentino Cortizo dijo que “tenemos un equipo comprometido y capacitado a resolver la situación crítica que tiene el país, que trabaja en políticas públicas que tendrán un impacto en la generación de más empleos, y que mejorará la vida de la población”.

Las declaraciones de la autoridad se dieron en una entrevista en el noticiero de TVN, donde realizó un resumen de las acciones efectuadas en el sector financiero, encaminadas a sanear las finanzas públicas y posicionar al país hacia una reactivación de la economía.

EL viceministro de Finanzas, destacó que una evaluación realista de las finanzas públicas permitió poner en marcha el Plan de Austeridad con Eficiencia, enfocado a hacer más con menos, estableciendo el recorte de 1,483 millones de balboas en gastos en relación al presupuesto 2019 aprobado por la pasada administración de gobierno y ante el comportamiento de los ingresos del Estado.

También se realizó la emisión de bonos por un monto de 2 mil millones de dólares, en los mercados internacionales, operación que se hizo para recaudar el flujo de caja para hacerle frente a las obligaciones pendientes del Estado.

La autoridad del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), destacó que lo adeudado a los productores agropecuarios de arroz, maíz y otros rubros, por un monto de 39 millones de balboas, fue cancelado. “La actividad agropecuaria, si bien representa el 2% del Producto Interno Bruto (PIB), también aporta el 13% del sector laboral”, describió.

La voluntad de poner la casa en orden y sanear las finanzas públicas, incluyó en estos primeros 100 días de la administración actual, el cancelar las obligaciones pendientes del Estado con el sector educativo.

“Estamos en proceso de cancelar aproximadamente 15.2 millones de balboas, correspondientes a salarios, viáticos, gastos de representación y otras obligaciones que se tienen con este sector”, señaló el viceministro Almengor.

Fueron aprobadas importantes leyes para la reactivación económica del país. La Ley que amplía el monto del interés preferencial, a propiedades de hasta 180 mil balboas, cuando anteriormente eran 120 mil balboas. “Esta norma busca reactivar a la industria inmobiliaria y la construcción, permitiendo que las ventas que se generen sean reinvertidas, en nuevos proyectos y dando más beneficios al país”, describió.

Por otra parte, la ratificación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas, permitirá al Estado ejecutar más obras y realizar una mayor ejecución, mientras que la modificación a la Ley de Contrataciones Públicas, en discusión, permitirá que los procesos sean más competitivos en la adquisición de obras para el país.

Sobre la propuesta de modificación de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal, que eleva el tope de déficit para el año 2019 a 3.5% del PIB, para luego disminuirlo y llevarlo al 2.0% del PIB a partir del año 2022, dijo la autoridad, que únicamente en el periodo del expresidente Martín Torrijos, se cumplieron los límites de esta Ley; pero hoy 10 años después, la deuda pública se ha triplicado y se planificó de manera inadecuada en relación a los ingresos, lo que precisa realizar el cambio.

En relación a las inversiones y la planificación, subrayó que Panamá tiene que pensar no solamente en 5 años o en 10, sino en el mediano y largo plazo. En esa línea, las instituciones involucradas en la construcción de la Línea Tres del Metro, están buscando las opciones para que el metro continúe con sus planes de desarrollo y planificados para los próximos años.

“Entendemos muy bien las solicitudes de la sociedad, porque sabemos que las expectativas son altas para cualquiera que entrase a la administración pública, en momentos en que hay que reactivar la economía y generar más empleos, y como funcionarios nos dedicaremos a mejorar la vida de todos los panameños”, concluyó el viceministro Almengor.