El proyecto de Ley 88, que amplía el beneficio para las viviendas con un valor hasta de 180 mil balboas, pasó a ser considerada en tercer debate en la Asamblea Nacional. La iniciativa busca contribuir a la reactivación de la economía del país, principalmente al sector inmobiliario.

La iniciativa fue presentada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en consenso con gremios como la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, el Consejo Nacional de Promotores de Vivienda y la Asociación Panameña de Promotores de Bienes Raíces., a fin de que sumase a la reactivación de la economía panameña.

“La aprobación de este proyecto de Ley, no es una solución mágica, sino uno de los elementos dentro de un plan integral de reactivación económica, es importante verlo en el contexto de la situación del país y de la economía global, así como de las finanzas públicas”, describió, el ministro encargado del MEF, Jorge Almengor.

Junto a esta iniciativa que beneficiará al sector de bienes y la construcción, facilitando mejores condiciones para que más panameños adquieran su vivienda propia, al sector agropecuario le fue inyectado 39 millones de balboas, siendo estos dineros adeudados a los productores por administraciones gubernamentales, como parte de la estrategia de reactivación de la economía del gobierno.  Además, las autoridades ejecutan el Plan de “austeridad con eficiencia”, encaminado a hacer más con menos, en relación al gasto público.

El proyecto de Ley 88, extiende el tramo existente exonerado de 40 mil a 45 mil balboas, donde el Estado asume totalmente los intereses. Mientras el segundo tramo se divide en dos: De 45 a 80 mil balboas con una tasa preferencial de un 4%, y de 80 a 120 mil balboas con una tasa de 3% (casas y apartamentos). Además, se añaden los tramos de 120 a 150 mil balboas con una tasa de 2% y de 150 a 180 mil balboas con una tasa preferencial de 1.5% (apartamentos).