El éxito alcanzado con la histórica colocación de bonos por $2,000 millones de la República de Panamá, realizada el miércoles 17 de julio en los mercados de capital, refuerza la confianza de los inversionistas  en la administración del presidente Laurentino Cortizo Cohen y representa una perspectiva favorable para las futuras emisiones del país, destaca un comunicado del Citi, quien dirigió la transacción.

La emisión se llevó a cabo en dos tramos: $1,250 millones con un cupón de 3,16% y plazo a 10 años y otro por $750 millones con un cupón de 3.78% y un vencimiento a 40 años.

Los instrumentos panameños recibieron más de $11,000 millones en ordenes, lo que significa que la demanda superó 5.5 veces la oferta. Panamá aprovechó este apetito del mercado por los títulos para ajustar los precios de referencia de la señalada emisión.

El Citi  resaltó que la fuerte demanda por esta emisión permitió a la República de Panamá cotizar un bono a más de 20 años con un cupón menor de 4.0% por primera vez en su historia, así como asegurar los más bajos diferenciales respecto a los Bonos del Tesoro de Estados Unidos registrados en este tipo de transacciones.