Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
Ministerio de Economía y Finanzas
Noticias > Inicio > Noticias > Invertir más en habilidades y promover el desarrollo regional es fundamental para hacer que el crecimiento económico de Panamá sea más inclusivo y sostenible
viernes, 06 de julio de 2018 - Economía
Invertir más en habilidades y promover el desarrollo regional es fundamental para hacer que el crecimiento económico de Panamá sea más inclusivo y sostenible
Panamá es considerada una de las economías más dinámicas de América Latina.

 
El crecimiento económico de Panamá ha ayudado a reducir la pobreza, pero no ha beneficiado a todos los grupos de la sociedad ni a todas las regiones del país por igual, según un nuevo informe de la OCDE.
 
Panamá es considerada una de las economías más dinámicas de América Latina. El PIB per cápita de Panamá ha crecido a una tasa promedio de 5.5% anual, más rápido que el promedio de la región de 1.5%, atribuido principalmente al crecimiento económico estable del país.
 
Como resultado de esto, los niveles de pobreza han disminuido en la última década. Al igual que en muchos países de América Latina, la desigualdad sigue siendo un desafío. Los grupos más afectados son las personas en las áreas rurales, especialmente en las Comarcas, ya que es mucho más probable que vivan en la pobreza. Además, muchos de los que escaparon de la pobreza en los últimos años siguen siendo vulnerables y podrían retroceder en caso de una desaceleración económica. Por lo tanto, es esencial para Panamá garantizar una agenda de desarrollo sostenible e inclusivo.
 
“Panamá está a punto de convertirse en una economía de altos ingresos. Aunque el crecimiento económico ha ayudado a reducir la pobreza, ha hecho muy poco para reducir la desigualdad. Esperamos que las recomendaciones basadas en evidencia que el informe propone ayuden a fomentar un desarrollo más inclusivo para todos los panameños”, dijo Federico Bonaglia, Director Adjunto del Centro de Desarrollo de la OCDE, al tiempo que presentó el informe hoy en la ciudad de Panamá.
 
Para mejorar las vidas de aquellos que permanecen en la pobreza y para consolidar la clase media, el gobierno debe enfocarse en crear más empleos formales, mejorar las habilidades de la fuerza de trabajo y fomentar el desarrollo de todas las regiones. Esto requiere promover la participación del sector privado a través de marcos normativos e institucionales sólidos para las alianzas público-privadas, así como un sistema tributario más eficiente y efectivo para proporcionar los recursos necesarios y aumentar la redistribución. De hecho, de forma similar al promedio de América Latina, los impuestos y la transferencia solo reducen el coeficiente de Gini en el ingreso del mercado en 0,02 puntos de Gini, mientras que en las economías de la OCDE disminuye en 0,16 puntos.
 
La economía dual de Panamá ha resultado en un mercado laboral dual, que a su vez explica en gran medida la vulnerabilidad de la clase media y la desigualdad de ingresos en el país. Por un lado, Panamá tiene un sector de servicios comercializable, moderno, fuerte y productivo que ha dirigido el reciente crecimiento económico del país. Este sector se compone principalmente de actividades intensivas en destrezas que crean relativamente poco empleo. Por otro lado, los sectores menos productivos: la agricultura y, en cierta medida, el sector manufacturero, en el que han proliferado los trabajadores por cuenta propia y microempresarios, ofrecen empleos de subsistencia e informales a la mayoría de los trabajadores.
 
Promover el progreso y la inclusión socio-económica requiere abordar la dependencia de la economía de pocos sectores formales, como la construcción, el sector financiero y las actividades del Canal. Fuera de esos sectores, alrededor del 40% de los trabajadores no agrícolas trabajan de manera informal, con baja calidad de trabajo, productividad y salarios. Para facilitar su transición a la economía formal, se necesita encontrar un mejor equilibrio entre la aplicación de la regulación laboral, la reducción de la burocracia y los costos administrativos que desaniman a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) independientes de operar formalmente.
 
Otro obstáculo clave para mejores empleos es la ausencia de una fuerza de trabajo adecuadamente capacitada. Casi la mitad de las empresas formales panameñas reportan dificultades para encontrar a los trabajadores calificados que necesitan, en comparación con alrededor del 38% en los países de la OCDE. La economía necesita proporcionar a los estudiantes una gama más amplia de habilidades, mejor educación secundaria así como capacitación técnica y vocacional y nuevos mecanismos para igualar la demanda y la oferta de habilidades del mercado de trabajo.
 
Del mismo modo, Panamá debería aplicar políticas de desarrollo regional más activas para estimular la inversión en todas las regiones, especialmente en las de bajo rendimiento. Esto significa diseñar nuevos planes de desarrollo regional, con la capacidad adecuada, incluso a nivel municipal, de mecanismos de financiación y sistemas de medición del rendimiento.
 
Finalmente, los ingresos fiscales deberían desempeñar un papel más importante en la configuración de la distribución del ingreso y el desarrollo del financiamiento en Panamá. En el 2015, los ingresos tributarios totales y las contribuciones a la seguridad social ascendieron al 16,2% del PIB, mucho menos que en las economías de la OCDE (34,3%) y América Latina (22,8%). Un sistema tributario más eficaz y eficiente mejoraría la redistribución del ingreso y proporcionaría recursos estables a largo plazo para financiar políticas sociales y productivas. Finalmente, Panamá debería adoptar e implementar nuevas normas para alianzas público-privadas con marcos normativos e institucionales sólidos.
 
Sobre el informe, el vice ministro de Economía de Panamá, Gustavo Valderrama señaló que en la segunda fase del Estudio Multidimensional se indica las áreas en las que tenemos que hacer mayores esfuerzos y se propone una hoja de ruta para superar las barreras detectadas.
 
“Es importante destacar que el Gobierno Nacional está trabajando en la misma dirección de las recomendaciones y lo seguiremos haciendo”, agregó.
 
Para obtener más información sobre los Estudios Multidimensionales de País (MDCR) de la OCDE, visite: http://www.oecd.org/development/mdcr/.